21. Guía de estilo

A lo largo de mi deambular por Internet, he ido desarrollando pequeñas manías y visto o creido ver defectos en las páginas web. Sin embargo, después de leer un par de cursos de HTML y alguna que otra guía de estilo, me he dado cuenta de que la mayoría de la gente parece pensar como yo.

Así pues, este capítulo consiste en una serie de consejos que te pueden servir para hacer tu página más atractiva y de mayor calidad. Es recomendable leerla aunque luego no la sigas al pie de la letra: te pueden dar una idea de lo que debe ser una web.



21.1. Contenido

Cualquier página será visitada si su contenido es interesante. Casi da lo mismo su estructura y diseño si la información es lo suficientemente interesante. Así que quizá sea conveniente detenernos un poco en qué es lo que debe tener nuestra página web.

En Internet uno visita lo que quiere, y la mayoría de las veces lo que a la gente le interesa y lo que a nosotros nos interesa que vean no es lo mismo. Así pues, el mejor modo de conseguir que vean lo que queremos es ofrecerles lo que quieren. Un ejemplo lo tienes en mi página personal. En ella pongo cosas que me interesa poner a mí pero que de por sí sé que no tendrían mucha difusión: mis relatos, mis canciones, etc... Pero también incluyo estos cursos de diseño web, que sé que le interesan a mucha gente.

De todas maneras no hay que engañarse: los contenidos que te interesa que la gente conozca y que no sean "populares" no serán visitados más que por una pequeña parte de los interesados por los contenidos "populares". Pero siempre lo serán más que si no lo hubiéramos hecho.

El averiguar qué poner es fácil. Prácticamente todo el mundo tiene algún hobby, alguna pasión, o domina algún tema bastante por encima de la media. Sobre ese tema deberá estar enfocada su página. Porque, para qué engañarnos: a nadie le interesan esas páginas personales que sólo contienen tres fotos del autor, una de su novia y otra de su perro, junto con la historia de su vida y un curriculum y una serie de enlaces a páginas de sus amigos.

Conviene también, sabiendo que el usuario ha acudido a tu página por el interés hacia un tema específico, facilitarle enlaces a páginas similares. Te lo agradecerá.



21.2. Navegación

Es muy importante que sea sencilla e intuitiva la navegación por las páginas que componen tu web. Dependiendo del tamaño de la página no se debería tardar más de tres toques de ratón en ir de una página a otra. Sin embargo, esto no se debe conseguir por medio de una saturación de enlaces porque el usuario podría perderse.

Hay muchas maneras de conseguirlo. La primera es utilizar un marco como índice, que siempre nos permitiría acudir a las seciones principales en nuestra web. También resulta útil incluir enlaces a la página principal y a la página principal de la sección que el usuario está consultando.

En definitiva, no hay receta única, pues el éxito de tu sistema de navegación depende en buena medida de los contenidos y estructura de tu web. Resulta útil ver a alguien ajeno a su desarrollo navegar por ella sin darle ninguna clase de pistas: en general se pueden ver con facilidad los mayores problemas que pueda tener.

Sin embargo, hay algo que siempre irrita al usuario: enlaces a páginas vacías o con un gráfico que señale que esa página está en construcción. Si te lleva tiempo desarrollar una sección pero quieres que los usuarios sepan que estará ahí colocala con las demás en la lista de enlaces, pero que ella no tenga. Que se vea el nombre aunque no lleve a ninguna parte.



21.3. Estructura de las páginas

Es fundamental a la hora de ponerte a crear páginas el pensar en una estructura común y consistente, porque facilita la navegación y le confiere personalidad propia. Esa estructura puede estar dada por una manera común de titular las secciones, un fondo, un logo, una manera común de colocar gráficos y texto, o una combinación de todo esto.

Hay que cuidar la longitud de las páginas: que no sean ni demasiado cortas ni demasiado largas (como esta). La página debe contener información suficiente para resultar interesante y no tanta como para desanimar al posible lector.

Recuerda que el título que le pones a tu página es por lo que se la conocerá por el mundo. Es lo que guarda el navegador en su índice de marcadores, favoritos o bookmarks. Por ello, es conveniente que sea significativo y pueda ser entendido fuera de contexto.

Conviene que el primero párrafo o las primeras frases de todas las páginas contengan un resumen o idea del contenido del resto de la misma. Eso ayuda al usuario a localizar más fácilmente la información.

A su vez, resulta bastante útil indicar la fecha de la última modificación de la página, aunque es aún mejor si esa fecha hace referencia a la última modificación del contenido, que al fin y al cabo es lo que le interesa el usuario.

Por último, uno de los aspectos más importantes de Internet como medio es la facilidad de comunicación entre creadores y usuarios: facilitala incluyendo tu dirección de correo. Si crees que puede ser interesante, ayuda y anima al usuario con formularios o libros de visita.



21.4. Accesibilidad

Hay que tener en cuenta que, en general, no sabes con qué navegador visitarán tus páginas. Ni cómo estará configurado. Ni la resolución del monitor. Ni la potencia de su CPU. Ni siquiera si el navegador es capaz de ver gráficos. Y como se supone que la red es algo de lo que debe poder disfrutar todo el mundo conviene hacerla accesible.

Para ello hay que tener en cuenta algunas cosas. Para empezar, que las páginas siempre se ven distintas dependiendo del navegador que usemos. Conviene no usar elementos que sólo funcionen con un navegador, como puede ser el texto parpadeante o las marquesinas. Y siempre será bueno probar con más de un navegador las páginas: no siempre representan igual las mismas etiquetas.

Hay gente que viaja por la red con navegadores en modo texto o que, debido a la lentitud de su conexión, configuran su navegador para que no cargue los gráficos. Por ello, conviene añadir siempre el parámetro ALT a todas nuestras imágenes. También, y por la misma causa, conviene dar una alternativa en texto de nuestros mapas.

Es aconsejable probar nuestras páginas a la resolución mínima de 640x480 y comprobar que se puede ver y navegar con relativa comodidad. Es desgraciadamente frecuente ver marcos índice diseñados para verse a 800x600 y que impiden cambiarlos de tamaño y se han eliminado las barras de desplazamiento.

Es convieniente no abusar de los applets Java ni hacer de ellos un elemento imprescindible en nuestra web. A gente con pocos recursos en potencia de CPU o usuarios de Windows 3.1 no les resulta muy agradable estas aplicaciones.

En definitiva, no hacerles la vida imposible a los minusválidos de la red. Eliminar barreras arquitectónicas.



21.5. Diseño

Una página atractiva, con gráficos bonitos y bien escogidos y colocados es algo siempre recomendable. Pero no si, debido a ello, la página tarda dos días y medio en terminar de cargarse. Hay que tener en cuenta que estamos trabajando en un medio llamado Internet que, aunque denominado autopista de la información, en realidad suele parecerse más bien a una carretera comarcal. Así pues, a la hora de diseñar nuestras páginas, deberemos cuidar el equilibrio entre belleza gráfica y tiempo de carga.

Recuerda que el gráfico de fondo no debe dificultar la lectura del texto. Si utilizamos uno oscuro que el color del texto sea claro y viceversa.

Los gráficos animados, en general, resultan muy entretenidos para el autor pero poco útiles para el usuario. No deberían usarse más que para cosas sobre las que realmente quieres llamar la atención (como el uso del texto parpadeante). Si no es así, procura que su tamaño no sea excesivo.

Mientras puedas, evita los gráficos meramente ornamentales. Que tengan algo de utilidad, sea como título o enlace o lo que sea. Luego procura que, además, sean bonitos.

Procura evitar el exceso de líneas horizontales: dan la sensación de una página inconexa y troceada.

Evita la proliferación de marcos. Si pones muchos es posible que el usuario se pierda y no sepa en cuál está cada cosa. Recuerda que sólo puede haber uno con información y todos los demás deben ser auxiliares de este. El marco principal debe destacar sobre los otros por su mayor tamaño.



21.6. Mantenimiento y pruebas

Resulta conveniente que el código sea claro y fácilmente comprensible: así evitas los problemas de no entender cómo hiciste una página en un momento dado, o de no encontrar esa parte que tienes que modificar entre tanto texto.

Resulta conveniente que otras personas prueben tus páginas. Y que cuando las prueben ya están en la red, aunque no sean accesibles más que para los probadores. Hay que cuidar que estos no conozcan previamente las páginas ni hayan tenido que ver con su desarrollo.

Y esto es todo. Que ustedes disfruten creando páginas. ¡Hasta otra!

SonidoEnlaces a otras páginas